MITOS SOBRE EL ARRIENDO

InicioBlogActualidad

MITOS SOBRE EL ARRIENDO

A pesar de que las cifras de arrendamiento en el país son positivas para quienes reciben ingresos permanentes de este tipo de negocio, existen varios mitos alrededor de esta práctica de ingresos. El último censo realizado por el Dane arrojó que en el país hay 13,4 millones de viviendas, de las cuales 34%, es decir, cerca de cinco millones son de hogares que viven en arriendo, según calculó La Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas).

A continuación te mostramos los mitos más comunes a la hora de poner en arriendo tu inmueble y tristemente los causantes de que muchas veces no tomes las decisiones correctas para hacer de tu inmueble un ingreso rentable.

MITO #1

¿Puedo perder mi inmueble?

Este mito es muy común incluso en quienes no viven en arriendo, sin embargo, el propietario puede rescindir el contrato de alquiler cuando lo necesite él, un familiar de primer grado o su cónyuge. Debes tener en cuenta el cumplimiento de las normas para la cancelación del contrato como aviso previo y culminación mínima de tiempo del acuerdo.

MITO #2

¿Los inquilinos me van a dañar el inmueble?

Ten en cuenta que a la hora de redactar el contrato, dejes escritas todas las condiciones, para evitar problemas en un futuro, dejar en claro el estado del inmueble y el acuerdo de entrega en las mismas condiciones en que fue arrendado. Existe el pensamiento de riesgo al arrendar inmuebles a estudiantes, sin embargo es uno de los contratos más seguros en tiempo y cumplimiento de términos, ya que por lo general están avalados por sus padres.

MITO #3

Es mejor vender que arrendar

Poner un inmueble a la venta acarrea muchos gastos y, además, supone la pérdida de una propiedad, teniendo como consecuencia la despatrimonialización. No tendrás, en cualquier caso, la rentabilidad que revierte un arriendo. Asegúrate de recibir un consejo adecuado para tus bienes, el alquiler de inmuebles suele ser de las inversiones más rentables a largo plazo.

MITO #4

Los contratos a corto plazo son más seguros

Los ingresos más seguros son a largo plazo así se puede determinar que el arrendamiento es rentable, con ingresos seguros mensualmente. Debes tener el arrendatario adecuado que cumpla a cabalidad con el contrato. Los contratos a corto plazo toman más tiempo al encontrar nuevos inquilinos y más dinero para nuevos contratos y remodelaciones.

MITO #5

No necesito inmobiliaria para arrendar

También existen propietarios que cuando deciden alquilar una vivienda, prefieren hacerlo directamente ellos mismos. Opinan que los servicios de los profesionales del sector no son necesarios. Un pensamiento equivocado, a la par que peligroso. Aparte de que costará más tiempo encontrar a un arrendatario, podrá incurrir en errores a la hora de llevar a cabo todo el proceso. Esto puede aumentar las posibilidades de que el inquilino no sea el adecuado, reportando graves problemas durante todo el tiempo en que se extienda el contrato.

Consigna tu inmueble sin mitos en Matinmo.

Aclaramos las dudas que tengas y disponemos para ti el arrendatario adecuado para tu inmueble, sin riesgos y con pagos mensuales seguros.